Seleccionar página
Hace una temporada me diagnosticaron intolerancia al gluten por lo que he debido cambiar mis hábitos alimenticios, en este proceso de cambio comencé a utilizar diferentes tipos de harinas y entre ellas harina de arroz. Al mismo tiempo me sorprendí a mí mismo metido en el papel de Indiana Jones buscando «el arca perdida del harina de arroz a un precio justo»… si tu te has sentido de esa forma alguna vez creo que le sacarás partido a este post.
 A juzgar por el precio del harina de arroz, da la impresión de que fuera un bien escaso, y nada dista más de la realidad que eso,  ya que estamos hablando del segundo cereal más cultivado en el mundo y uno de los más consumidos en Asia y América Latina.
En la actualidad se cultivan casi diez mil variedades de arroz diferentes pertenecientes a dos familias o tipos, todos ellos en zonas tropicales o de climas templados.
El arroz puede ser clasificado de varias formas diferentes, por su forma, por color, por tacto, por aroma o por tratamientos industriales a los que han sido sometidos como el caso del vaporizado o el precocido, aunque a estos últimos los pasaremos por alto.

Tipos de arroz según su forma

Corto: es el más utilizado para hacer sushi por su alto contenido de almidón lo que le confiere mayor poder aglutinante. Se encuentra en China, Corea, Japón y Malasia.
Medio: es el arroz más utilizado en la cocina mediterránea para la paella y risottos, también llamado arroz bomba.
Largo: es el más consumido en la cocina India y Americana. Por su bajo contenido de almidón es utilizado para preparaciones como ensaladas y otros tipos de guarniciones.

Tipos de arroz por su aroma y sabor

Glutinoso: es utilizado en la cocina Asiática mayormente para preparaciones dulces, posee un alto contenido de almidón.
Aromático: utilizado en la cocina India y Pakistaní, son arroces de un largo medio a largo. Incluyen las variedades basmati y jazmín.

Tipos de arroz por textura y color

Arroz blanco (pulido)
Arroz marrón (integral)
Arroz negro (integral asiático)
Arroz salvaje (éste no es técnicamente un arroz pero es comercializado como tal así que lo pondremos en nuestra lista)
Así que, como verás hay una gran variedad de donde puedes tirar de imaginación y de paladar para crear diferentes mezclas y éstas utilizarlas para tu propia harina.

Tamiz de mano o tamiz de taza

¿Como hacer harina de arroz en casa?

El proceso es más que sencillo, sólo debes tener una licuadora, procesadora o robot de cocina, da igual la marca, sólo nos importa que tenga mucha potencia, sino costará llegar a una textura muy fina. A demás necesitaremos un tamizador o tamiz mecánico a ser posible, éstos son muy económicos en tiendas como Amazon.
Así que puestos manos a la obra coloca medio kilogramo de arroz (en mi caso he utilizado arroz integral porque es el que mejor se adapta para preparar masa madre sin gluten) en la máquina y dale caña al triturador como si no hubiera un mañana, cada tanto puedes parar y mezclar con una cuchara de madera y continuar triturando. Otra cosa a tener en cuenta es que si sientes olor a quemado debes parar y darle un descanso a tu triturador para no cargarte el motor.
Una vez conseguida una textura muy fina toca darle trabajo al tamiz, puedes pasarlo varias veces según lo motivado/a que te veas y así conseguirás depurar mejor tu masa de pequeños trozos de arroz.
Y eso es todo, aquí se acabó el misterio, espero que te haya servido y por aquí debajo te dejaré el link de otra receta que es muy útil, la masa madre sin gluten.